Tras un mes de abril llenito de fotos en redes sociales e Instagram Stories de nuestros actores, bloggers y celebrities favoritos disfrutando del Coachella 2017, os traigo un post donde veremos el gran filón que es el festival “hippie chic” más importe de California para las marcas.

Año tras año Coachella adquiere más importancia ya bien sea por los VIP´s que se dejan caer por el festival, por su cartel, por la experiencia o simplemente por puro postureo (que de eso hay mucho). Lo que no se puede negar es que las marcas no se quieren perder la oportunidad de estar en él, tanto organizando Pool Parties privadas, sacando colecciones de ropa o patrocinando el propio festival.

Las marcas que tienen más protagonismo durante los días de festival, son las marcas de moda y belleza (Lacoste, H&M, Sephora o Adidas) ya que desde siempre, la moda se respira en cada centímetro del recinto convirtiéndose prácticamente en una pasarela de nuevas tendencias y Street Style. Pero también se suman a esta tendencia de los sponsors marcas de bebidas (Absolut), transporte (American Express), comida, tecnología (HP) y telecomunicaciones.

Toda la comunicación que hay detrás de festival no simplemente viene dada por las propias redes sociales del festival, sino que cada uno de los “festivaleros” que allí se encuentran venden tanto las próximas tendencias, como un estilo de vida hippie que es seguido por millones de jóvenes de todo el mundo. La experiencia de Coachella es mundial ¿Cómo no van a querer las marcas participar en ella?.

H&M lo sabe bien y por ese motivo lanzó, con la ayuda de la organización del festival, una colección dedicada e inspirada en el festival unos meses antes del comienzo del mismo llamada H&M loves Coachella que da oficialmente el pistoletazo de salida a la temporada de festivales.

 

 

 

 

La marca de cerveza Heineken va más allá y cuenta con un propio espacio llamado Heineken House donde se vivieron experiencias únicas y ofrecían servicios muy útiles cuando estás de festival, como por ejemplo una pista sostenible que tiraba ráfagas de aire frio, puntos de recarga de móviles, fotos profesionales o concursos para ganar experiencias en el festival de valor incalculable, todo esto acompañado de su propio escenario y cartel de artistas.

 

 

 

 

Por último, con motivo de la nueva apertura de su tienda pop-up en California, Revolve organizó una fiesta (#revolvefestival) donde se podían adquirir artículos exclusivos con toque festivalero de numerosas marcas, disfrutar de actuaciones y de miles de caras conocidas, donde hemos podido ver, por ejemplo, a muchas de nuestras influencers españolas como Dulceida, Marta Carriedo o Sylvia Salas, y gracias a las cuales muchas de nosotras hemos conocido esta marca en España.

Como podemos ver, las marcas que se anuncian o que patrocinan Coachella tienen la gran característica de que han ofrecido algo o intentan realizar algún tipo de actividad, ya bien sea con puntos de carga, fiestas privadas o servicio de WiFi entre otras acciones.

Por todo ello las ganas de las marcas de participar en este grandioso festival y de invertir cada año más no paran de crecer, gracias a la buena imagen que se genera y a la relación que consiguen tener con su público objetivo bien sea in situ en el festival (200 mil asistentes por año) o a través de las redes sociales. Todo esto provoca un retorno de la inversión positivo gracias a las acciones y los eventos generados dentro del gran macro evento que es Coachella.

No hay nada como hablar con tu público sin que este lo vea como una acción comercial, ahí está la magia de los eventos.

Compartir en